FANDOM


La creación habla de la cosmogonía del universo, según los griegos. La Cosmogonía griega es de la siguiente forma:

Mito Editar

Al principio en el universo no había nada, salvo un basto y oscuro vacío llamado Caos. En aquel Caos surgió una fuerza creadora, de la cual surgió la hermosa Eurínome. Eurínome no hallaba dónde posar sus pies, entonces surguieron Hydros y Thesis, mares primigenios.

Eurínome disfrutaba de las olas y el agua, y mientras jugaba con sus manos haciendo figuras, hizo una alargada, a la cual la fuerza creadora le dio vida, y entonces surgió Ofión, una serpiente. Eurínome y Ofión se llevaron bien y jugueteaban todo el tiempo, hasta que Eurínome quedó embarazada de este. Eurínome se transformó en una paloma y puso un enorme huevo, a cuyo alrededor se enrolló Ofión siete veces para empollarlo.

Hydros y Thesis tuvieron dos hijos, Chronos, el tiempo, y Ananké, el inevitable destino. Ananké se entrelazó con su hermano y juntos rodearon el huevo primigenio.

Al calor del cuerpo de Ofión, el huevo se abrió, y de él salieron todas las cosas que existen; todos los planetas y astros, el cielo, la Tierra y el mar. También de él salieron las montañas y el lugar más profundo de la tierra, todo en un universo ordenado gracias al enlace constructivo de Chronos y Ananké, que permanecieron eternamente entrelazados como las fuerzas del destino y el tiempo que rodean el universo, guiando la rotación de los cielos y el interminable paso del tiempo.