FANDOM


Hermanas copuchentas

Las hermanas descubriendo al bebé.

Este mito narra el trío amoroso entre dos hermanas y el dios Hermes, junto con el nacimiento de Erictonio.

Personajes Editar

Mito Editar

Cuando Hefestos intentó violar a Atenea, que buscaba un arma en su taller, el semen del dios cayó sobre el muslo de la diosa, y al intentar quitárselo ella, este cayó sobre la tierra y la fecundó, naciendo Erictonio.

Gea le entregó al pequeño a Atenea, quien crió entonces al bebé como su madre adoptiva. Atenea puso al infante Erictonio en una pequeña cesta que confió a tres princesas atenienses: Herse, Pándroso y Aglauro. La diosa no les dijo qué contenía la canasta, pero les advirtió que no la abriesen hasta que regresase. Para asegurarse, Atenea dejó a una corneja que las vigilara. La curiosa Aglauro abrió la cesta, hallando a Erictonio, y comenzó a especular que la diosa Atenea no era tan virgen después de todo. Atenea descubre esto y planea vengarse de Aglauro, pero no inmediatamente.

Estando Hermes en la ciudad durante las celebraciones de las Panateneas, vio a Herse y se enamoró de ésta. Hermes y Aglauro habían sido amantes con anterioridad, así que ya se conocían, y le pidió ayuda a Aglauro para seducir a Herse, y ésta le pide dinero a cambio. Mientras Hermes iba por las monedas de oro, Atenea se dirijía a la morada de Némesis, diosa de la venganza, y le pide que la ayude a vengarse de Aglauro.

Némesis despertó una fuerte envidia en Aglauro por su hermana Herse. Cuando Hermes llega con el dinero y dispuesto a seducir a Herse, Aglauro, previendo un matrimonio feliz e inmortal de su hermana con su anterior amante, no sólo no colaboró con Hermes, sino que se interpuso en su voluntad, impidiéndole que entrara en su casa para ver a Herse. Enfurecido, el dios mensajero la transformó en una roca negra. Ya sin trabas a su camino, Hermes sedujo a Herse, naciendo de esta relación Céfalo y Cérix.

Por su parte Erictonio se convirtió en el rey de Atenas, instaurando el culto a la diosa Atenea, se le atribuyeron muchos cambios positivos a la cultura ateniense. Durante esta época Atenea le protegió con frecuencia.